Ni de izquierda ni derecha; todo lo contrario

Inaugurando nuestra oficina de campaña, dos amigas nos entregaron un cuadro con la frase "Ni de Izquierda ni de Derecha, todo lo Contrario". Este se instaló en nuestra sede para verlo todos los días y no olvidar que nuestro compromiso político está más allá de las fronteras ideológicas. Nuestro movimiento es ante todo ciudadano y se funda en el desencanto social generalizado con las malas prácticas de los mismos de siempre. La falta de ética y privilegios injustificados tienen cabreado al ciudadano común y corriente. El resultado es cero meritocracia, y la norma son pitutos y favores políticos como requisito para postular a trabajos o proyectos "concursables". Las ideas para mejorar las comunidades han tenido que dar paso al costado y observar como los mismos de siempre secuestran el espacio público. Para nosotros la discusión sobre los cargos de Alta Dirección Pública (ADP) es un episodio más de lo relatado. Sin responsabilidad alguna, las actuales autoridades intentan sacar a los "apernados" del gobierno pasado para reemplazarlos por los del nuevo turno. Los ciudadanos que postulan entusiasmados a concursos de ADP por sus méritos y estudios, saborean la frustración y rabia. Este lamentable episodio proviene de un profundo cáncer en nuestro sistema político. La democracia que se funda en pluralismo, diversidad y mérito es reemplazada por censura, uniformidad y pituteo.

Si usted tiene una posición diferente, mejor quédese callado o saldrá rápidamente en el camión de los herejes. El sistema político actual ocupa la segmentación de izquierda y derecha para etiquetarte y excluirte. Nuestra candidatura escapa de esto, busca reaccionar frente a este atentado antidemocrático. Para nosotros lo más cómodo hubiese sido quedarnos callados y esperar el pituteo de turno. Pero entendemos que el motor del desarrollo y el emprendimiento del país está en fomentar el derecho al cambio, fomentar la reflexión y proteger la disidencia. De lo contrario ¿para qué queremos más regionalización? ¿para unos pocos? Nuestro llamado es a rebelarse y es invitarlos a ser justamente "todo lo contrario".

Alejandro Bernales