¿Hasta Cuándo los Fondos para Cultura seguirán siendo Concursables?

La futura construcción del Puente de Chacao en Chiloé trajo durante este mes el anuncio por parte del Ministerio de Obras Públicas de un nuevo concurso para proyectos culturales que repartirá 1.500 millones de pesos entre sus ganadores. A estos recursos sólo podrán acceder los habitantes de las diez comunas chilotas junto a las vecinas y vecinos de las localidades de Maullín y Calbuco. Este fondo nace como parte de las medidas de mitigación del futuro puente que unirá a la isla con el continente, la idea es minimizar el posible daño que esta mega obra pudiese generar en las manifestaciones culturales locales. 

Una excelente noticia para la región de Los Lagos, sin embargo el anuncio suma un nuevo concurso a una larga lista de tantos otros fondos disponibles como el Fondo del Libro, el Fondo de la Música, el Fondart Nacional, el Fondo de Patrimonio Cultural, el Fondart Regional, el Fondo Audiovisual, el Fondo Fomento al Arte en la Educación, el Ventanilla Abierta y el 2% de Cultura del FNDR que entregan los Gobiernos Regionales, por mencionar algunos. Entonces, vale la pena preguntarse hasta cuando los apoyos para cultura seguirán siendo concursables, cuando será el momento de apoyar directamente iniciativas de larga trayectoria, de formación o que han impactado positivamente a la comunidad por su calidad. 

Una opción lógica cuando se generan nuevos fondos concursables culturales o patrimoniales regionales creados por algún servicio público es transferir esos dineros a las Direcciones Regionales del Consejo de la Cultura y las Artes para la aplicación y apoyo a la ejecución de sus políticas culturales. Evidentemente el Consejo de la Cultura tiene la capacidad y la experiencia suficiente para poder hacer uso adecuado y eficiente de nuevos recursos pensando en el desarrollo cultural y artístico de las comunas de cada región. Otra medida posible es transferir recursos a los municipios que tengan una Política Cultural Comunal establecida, como una manera de apoyar el cumplimiento de aquellas estrategias culturales que han trazado con la ciudadanía. Junto con esto también es posible inyectar recursos a los cientos de Centros Culturales, Bibliotecas, Museos y Organizaciones Culturales para que puedan realizar esos proyectos con los que sueñan o bien reforzar las iniciativas que han realizado durante años, pero que dependen de un si o un no de un concurso. 

Por último, y en el caso del nuevo fondo cultural del "Puente del Canal de Chacao", aún es momento de repensar y evaluar si este fondo debe ser completamente concursable o puede servir para fortalecer iniciativas o políticas culturales en desarrollo. Por otra parte tendremos que ver si las agrupaciones artísticas y culturales de Chiloé están dispuestas a participar de este fondo que es parte de las medidas de mitigación del futuro Puente del Canal de Chacao pensando en que las mayores críticas y rechazos a este mega obra provienen precisamente de los sectores artístico culturales.

Alejandro Bernales